La planta medicinal Stevia

Para muchos la stevia sigue siendo, en la actualidad, una gran desconocida; una planta de uso casi milenario para los pueblos aborígenes latinoamericanos cuyo nombre apenas nos suena. Quizá sean sus apodos los que más proyección le han dado. “El edulcorante milagroso”, lo llaman. “El Santo Grial de la cocina”, le dicen. ¿Pero realmente qué es la stevia? ¿Qué nos aporta? ¿Es tan maravillosa como dicen?

¿Qué es la stevia?

La SteviaRebaudiana Bertoni (ese es su nombre culto) es una planta de porte arbustivo que no suele alcanzar el metro de altura y que pertenece a la familia de los crisantemos. Sus raíces son fibrosas y filiformes; sus flores son pequeñas, blancas y discretas; sus frutos son aquenios, estériles en su mayoría y ligeros; y sus hojas son perennes, ovaladas, dentadas, algo rugosas y de un verde oscuro brillante. Son ellas, las hojas, las principales culpables de que aquellos que saben de su existencia la consideren un verdadero tesoro. ¿Y qué tienen tan maravilloso? Pues un poder edulcorante casi 300 veces superior al azúcar (una taza de ésta última equivaldría apenas a dos cucharaditas del “edulcorante milagroso”) y muy bajo en calorías. La stevia, aunque no tiene un sabor excesivamente potente, aporta una sensación más duradera que el azúcar porque está compuesta por rebaudiósidos y glucosa, componentes ambos que le dan ese dulzor de manera natural.  Pero además de sus propiedades dulcificantes,  se ha descubierto que la stevia tiene multitud de propiedades medicinales beneficiosas para nuestro organismo, como regular la presión arterial, controlar la diabetes o mejorar la circulación, entre otras.

El edulcorante más antiguo del mundo

A pesar de que su descubrimiento y proliferación en Occidente es relativamente reciente, hay lugares donde su uso se pierde en el tiempo. El sur de Paraguay es la cuna de esta planta, donde se dan otras muchas especies comestibles y de alto valor medicinal. Allí, en las profundidades del continente sudamericano, los nativos guaraníes se han servido de las propiedades de la stevia durante siglos. La llamaban Ka´aHe´e, hierba dulce, y solían consumirla para endulzar el mate y otras infusiones. Los colonizadores no repararon en la importancia de un arbusto de tantos que empleaban los nativos, pero cuando el científico suizo Moisés Bertoni visitó la región, allá por 1880,  quedó cautivado por las propiedades de esa hierba dulce y empezó a ser foco de interés para la ciencia occidental. De hecho, Bertoni y su colaborador paraguayo Ovidio Rebaudi, pioneros ambos en el estudio y clasificación de la planta, han sido quienes la han bautizado (SteviaRebaudiana Bertoni).

Las propiedades de la stevia

Desde entonces el estudio de este arbusto de propiedades milagrosas no ha parado de crecer, llegándosele a descubrir unas cualidades que pocas plantas pueden igualar. Y ahora, en la actualidad, que se ha generalizado tantísimo el consumo de dulces y los consecuentes problemas de salud que su exceso acarrea, la stevia se presenta como una autentica revolución en las cocinas. Su consumo más habitual se da como sustituto del azúcar y de los edulcorantes artificiales pues, como ya hemos dicho anteriormente, endulza 300 veces más con un aporte calórico que podría considerarse casi nulo. Para aquellas personas que sufren de diabetes o de obesidad la steviarebaudiana ha dado pie a que puedan consumir dulce sin riesgos para su salud; más bien al contrario, con beneficios para la misma.

Cualidades Medicinales

Pero las propiedades de la stevia van mucho más allá de las meramente nutricionales, y es importante que la gente las descubra para poder disfrutar de sus potencialidades. Por nombrar alguno de sus efectos medicinales, el consumo de este vegetal:

  • Ayuda a eliminar bacterias patógenas del organismo
  • Favorece el control de la tensión gracias a su efecto hipotensor y cardiotónico
  • Ayuda a regular los niveles de ácido úrico
  • Elimina toxinas.
  • Tieneun efecto dérmico que contribuye a la revitalización de la piel y la desaparición de ese molesto acné que a todos nos afecta de vez en cuando.
  • Es antioxidante.
  • Contrarresta las fatigas
  • Favorece el correcto funcionamiento de los órganos gastrointestinales
  • Y todo con un aporte calórico ínfimo.

Contraindicaciones

Lo cierto es que las características de la stevia son tan prodigiosas que pueden resultar difíciles de creer, pero el soporte científico que las respalda no deja lugar a muchas dudas. Como con cualquier producto, se han dado ciertos casos (debemos aclarar que muy reducidos, casi excepcionales) en los que el consumo de este vegetal ha dado lugar a efectos no deseados. En cualquier caso, es un producto avalado por la comunidad científica y considerado no solo seguro sino muy beneficioso para el organismo. Pero siempre viene bien conocer las contraindicaciones de la stevia para evitar posibles efectos adversos (personas con ciertas alergias, determinados problemas estomacales…).

La stevia contra la diabetes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce abiertamente las propiedades de la stevia, tanto las medicinales como las nutricionales, especialmente para los diabéticos. Si tuviéramos que destacar una sola de las cualidades de este vegetal sería, sin lugar a dudas, lo beneficioso que es para combatir la diabetes (especialmente la de tipo 2). Los estudios científicos respecto a esta cuestión son concluyentes, y se cuentan por cientos las personas que padecen esta enfermedad y han dado testimonio de cómo el consumo de stevia ha influido en su día a día. A parte de regular el nivel de azúcar en sangre, favorece el devenir del aparato digestivo, mejora la circulación y evita la retención de líquidos. Se ha revelado, además, como un potente reductor de la ansiedad gracias a sus propiedades hipotensoras.

El Steviol

El componente principal que da a la stevia sus potencialidades dulcificantes (las más conocidas por el público) es el llamado steviol, un glúcido que, al igual que los demás azúcares, activa la adenilciclasa y crea esa sensación de dulzor, pero tiene la diferencia de que metaboliza a nivel del tracto de forma que no produce glucosa como producto final, y es precisamente por eso que su consumo es absolutamente seguropara las personas que sufren de diabetes. Además, precisamente el hecho de que no produce glucosa es el que hace de la stevia un producto prácticamente nulo desde el punto de vista calórico, por lo que es un aliado ineludible para aquellas personas que padezcan sobrepeso, incluso obesidad, o simplemente para quienes quieran llevar un poco de control del peso sin renunciar a los placeres de una vida con dulces.

Un abanico de variedades

Para añadir aún más estrellas sobre este vegetal que apenas llega al metro de altura, la stevia ha demostrado una increíble capacidad de adecuación a toda suerte de climas. Ha pasado de crecer exclusivamente en Brasil y Paraguay a ser cultivada en diversos lugares del mundo para su estudio y explotación. Con los años han ido surgiendo distintas variedades más allá de la stevia nativa o criolla (aquella que crece desde hace quién sabe cuánto en Latinoamérica). Ahora tenemos la steviaMorita, la Eirete, la JBB... y todas ellas tienen sus características propias, con diferencias muy pronunciadas en los niveles de rebaudiósidos y esteviósidos. La última que hemos nombrado, por ejemplo, ha sido creada para maximizar el provecho de los antioxidantes de la planta, y la Eirete alcanza un rendimiento de sus hojas que supera en el doble a las demás variedades.

Cultivar la stevia

Al haberse revelado como una planta que se adapta con mucha facilidad a zonas de lo más variadas, su cultivo se ha generalizado en muchos países como el nuestro. De hecho, las condiciones climatológicas de la península están resultando ser especialmente idóneas para su labranza y expansión (en la actualidad ya hay unas 12 hectáreas de cultivo en el sur de Españaque produce más de 6000 kilos al año por hectárea). Evidentemente habrá zonas más y menos adecuadas, y si alguien quiere emprender el cultivo de la stevia deberá conocer qué lugar es el mejor para sacar el máximo rendimiento al trabajo. Por ejemplo, aunque este pequeño arbusto se ha revelado como muy versátil a la hora de adaptarse a distintos climas, quizá el que puede considerarse óptimo es aquel que sea cálido y húmedo (no en vano su hábitat natural es subtropical). Por su parte, el terreno más adecuado para maximizar el rendimiento del cultivo es aquel de carácter areno-arcilloso, rico en humus y en zonas elevadas. En otros artículos profundizaremos en el tratamiento de este magnífico vegetal, y nos adentraremos en los pormenores para sacarle el máximo partido.

Formatos de consumo para el público

Ahora bien, ya hemos hecho un breve repaso no solo de las propiedades de la stevia, sino de sus contraindicaciones, su cultivo, sus variedades e incluso de su historia. Pero todo aquel que desconociera la existencia de la hierba dulce de los nativos guaraníes se estará preguntando: ¿Cómo consigo la stevia? ¿Cómo la uso? Lo cierto es que en la actualidad hay una rica variedad de formatos de consumo para todo tipo de gustos y necesidades. Quizá el uso más extendido sea el de la stevia líquida, fácilmente localizable en supermercados y parafarmacias. Con un par de gotas cualquier infusión será todo lo dulce que quieras de una manera sana. Otro formato que se ha popularizado en los últimos años es la stevia en melaza, aunque ésta es algo más compleja de localizar. ¡Pero siempre puedes aprender a hacerla! Son muchas las recetas que en la red se encuentran para su preparación, y una vez hecha es una delicia para los paladares más golosos. En hojas secas enteras o trituradas,stevia granulada, pulverizada, polvo blanco concentrado… Como ya hemos dicho, los formatos son de lo más variado y si quieres conocerlos todos y dónde conseguirlos estaremos encantados de ilustrarte en artículos sucesivos.  Ya contamos con un recetario para que explores todas las posibilidades y aprendas a sacarle todo el partido a este milagro herbáceo. Por ejemplo, te enseñaremos a utilizar la hoja de stevia entera para hacer infusiones con fines medicinales que, aunque resulte irónico debido al poder dulcificante de la planta, pueden tener un regusto amargo (fácilmente solventable con una rodajita de limón); o te enseñaremos a preparar tu propio extracto casero libre de cualquier componente.

La stevia, una auténtica revolución

Sin entrar en mitos y leyendas, la stevia es realmente una planta sorprendente con unas características que la convierten en una gran aliada para nuestro organismo. ¿Qué otro producto puede endulzar sin engordar? ¿Y aportar todos los beneficios que se le reconocen? Cabe pensar que hay muchas propiedades que aún no conocemos y que nos serán de ayuda para otras muchas cosas, pero la larga lista que ya confirman los cientos de estudios que se han llevado a cabo es motivo suficiente para introducir la stevia en nuestras vidas.